tabernaculo_slider

Orden presbiteriano

»Cuán hermosas son tus tiendas, Jacob!
¡Qué bello es tu campamento, Israel!
Números 24:5

Recuerdo que este pasaje de la escritura impacto mi juventud en especial respecto a la Iglesia Nacional Presbiteriana de México.

Hemos de mencionar como aquel profeta Balam quien fue requerido para maldecir al pueblo de Dios, viéndole en su perfecto orden, acampado en derredor del Tabernáculo exclamó, “Que bello es tu campamento”. Cada tribu asentada en su preciso lugar, y luego durante la marcha mantenían la correcta formación que Dios les indicó, tal como se registra en Números 10. Esta enseñanza bien ha sido aplicada a la Iglesia Nacional Presbiteriana de México que se ha caracterizado en su historia como una iglesia de orden ejemplar. Su estructura de gobierno ha sido, desde mi punto de vista, una de sus fortalezas que ahora corre el riesgo de volverse en una de sus debilidades.

Hoy, en la tarea de promover la capacitación para la evangelización y el liderazgo, nos encontramos con ciertas deficiencias en los canales de comunicación. Cuando se espera que la información fluya de manera natural en cascada a través de los distintos cuerpos de gobierno, nos enfrentamos a la realidad de que los planes y proyectos nacionales emanados de los Ministerios de la Respetable Asamblea General se diluyen en el camino sin llegar a su destino final que son las iglesias locales.

Movipres, como órgano derivado del Ministerio de Evangelización Nacional, ofrece capacitación para el fortalecimiento y multiplicación de las iglesias. Y es nuestro deseo servir, siendo una opción en los planes de trabajo de Sínodos, Presbiterios e iglesias locales. Ha sido y es mi anhelo ver marchar a nuestra Iglesia Nacional Presbiteriana de México, cada quien bajo su bandera, en su respectivo lugar, pero escuchando el toque de trompeta que nos mueva en una misma dirección. Por supuesto siempre bajo la sombra y lumbrera de la nube que es Cristo, quien nos marca la ruta.

Un comentario en “Orden presbiteriano

  1. si muy cierto, lo que funciono antes, posible que funcione hoy como antes, sera bueno ver la iglesia siempre reformandose. en cuestinones de orden de cultos, y otros casos internos, de tener muchos ministerios dentro de las sociedades, que nos quita enfoque a el evangelismo y nos mantenemos a cudiar y velar por ministerios, y no por la gran comision.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *