Les dejamos una excelente predicación de nuestro hermano, el Pbro. Francisco Limón: